El mundo de la empresa cambia continuamente y cada vez con más rapidez. De hecho, las tendencias de logística en 2018 indican que la tecnología va a estar muy presente, tanto dentro como fuera de las empresas. Uno de los cambios más relevantes va a ser la logística integral, que es el conjunto de procesos que organiza y planifica la empresa desde el fabricante hasta el cliente final, así como el transporte de mercancías en 2018, que sufrirá una importante robotización.

Las tendencias de logística en 2018 sufrirán una transformación en la logística integral y también en el transporte de mercancía en 2018

La tecnología ha tocado de lleno a la logística, con grandes avances que cambiarán este mundo en los próximos meses. En este post vemos algunas de las tendencias para este próximo año:

La incorporación de los robots a los centros de logística será una de las grandes novedades. Pese a que la automatización completa aún se vislumbra lejana, estos almacenes empezarán a contar con vehículos guiados mediante robots y parkings robóticos que pretenderán reducir el factor del error humano.

Esta automatización traerá consigo una disminución en los plazos de entrega, mejorando la precisión y eficiencia, así como disminuirá la probabilidad de accidentes laborales. En esta misma línea, el transporte autónomo será otro aspecto que empezará a hacerse efectivo en 2018, mediante camiones semiautomáticos, que ayudarán a una disminución de la fatiga y mejorarán la productividad. Aquí también habría que destacar el uso del dron, cuya función sería la de distribuir el producto de manera rápida y sostenible con el medio ambiente.

La inteligencia artificial y el Big Data también tendrán su influencia. Por un lado, el primero optimizará las rutas para llegar lo más pronto posible, organizando la entrega y recogida de productos, y reduciendo los costes. El segundo permitirá marcar la diferencia a través de los datos obtenidos. Es decir, un activo hecho para dominar la logística y satisfacer a los clientes.

Todas estas acciones repercutirán en una mejor atención al consumidor, que pasa a ser el centro de todo este proceso, pues su confianza es clave a la hora de elegir un servicio u otro, e incluso de comunicarlo mediante las redes sociales, siendo un éste canal un factor clave de decisión para otros clientes.

La realidad aumentada es otra tendencia futura, concretamente para las tareas de picking. Las gafas de realidad aumentada permitirán detectar los lugares donde colocar la mercancía y cómo redistribuirla. Igualmente, el Internet de las cosas ayudará a la logística inteligente, mediante los sistemas de etiquetas y geolocalización por GPS.

Todas estas tendencias ayudarán a entender mejor la logística integral y el transporte de mercancías en 2018, unas actividades cada vez más modernizadas.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Tagged in