Una de últimas novedades de la trazabilidad logística es el blockchain, cuyo uso transitario hace que este sector vaya creciendo, a pesar que su origen no esté del todo ligado, pero el desarrollo de las criptomonedas como el bitcoin ha potenciado que este término esté cada vez más presente en el ámbito del transporte y la logística.

¿Qué es el Blockchain?

De hecho, este nuevo paradigma tecnológico está llamado a revolucionar el futuro del comercio internacional y el transporte de mercancías, algo que hemos contrastado desde Ertransit. Ahora bien, lo primero será definir este término, que viene a ser una base de datos gigante donde la información está distribuida en miles de ordenadores diferentes, en lugar de en un mismo servidor.

Así, cada ordenador recibe y almacena una copia exacta de toda la información subida en el sistema, así como también registra cada operación realizada, llevando a una red de información con conexiones múltiples, descentralizada y colaborativa. En cuanto a la administración y control de estos datos, no es algo que preocupe demasiado pues se trabaja con equipos que verifican los procesos. De esta manera, cuando llega una información nueva, es validada por los nodos.

La seguridad del sistema

En este punto hay que destacar una serie de ventajas como la transparencia pues todo queda registrado de forma simultánea. Además, el sistema es sólido al no permitir modificaciones a posteriori, aunque sí es posible introducir nueva información. Por otro lado, genera confianza al tratar con varios sistemas que comparten la información y, de la misma manera, el encriptado protege los datos y favorece la intimidad y el anonimato de los participantes.

El Blockchain y el uso transitario

Respecto al comercio internacional, es un proceso con diferentes agentes y un gran volumen de documentos. Así, el Blockchain establece una red con todas las partes implicadas en la cadena, quedando identificados por un documento electrónico que se valida al instante sin que haya una tercera persona que lo certifique. De esta manera, los errores se minimizan y los trámites se reducen al contar con una base de datos sólida, fiable y compartida.

El Blockchain y la trazabilidad

Dicho sistema, además, permite dejar constancia en tiempo real de cuál es el estado de cada producto, sin importar la fase de la cadena logística en que se encuentre ni quien lo ha manipulado o lo está manipulando en ese momento. De esta forma, al llevar a cabo un transporte de fruta se dejaría una huella digital que no se podría alterar en cada partida, pero que sí sería accesible y estaría disponible para cualquier participante con implicación en el transporte.

En definitiva, el sistema Blockchain permitirá un mayor control, transparencia y seguridad en todos estos procesos. El futuro es el presente con Blockchain.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Tagged in