El transporte es uno de los caballos de batalla de todas las empresas que se dedican a la importación y exportación de bienes y que supone entre el 60 y 80 % de los costes de ventas, desde la materia prima que llega al almacén hasta que llega al cliente.

En este artículo damos claves sobre cómo hay que planificar la logística y distribución de una empresa para ser más eficientes en la gestión de los recursos y reducir costes.

Elegir medios para la logística y distribución

En primer lugar, es fundamental elegir qué medio se va a utilizar para el transporte y recepción de las mercancías. Existen transportes por tierra, mar y aire, pero la empresa tendrá que optar por aquel que ajuste más los precios y ofrezca más garantías.

Por regla general, la importación y exportación de bienes a otros continentes se realiza vía marítima y, en casos puntuales y de muy alto valor añadido o que requieran de inmediatez, aérea. Un grupaje marítimo es una opción interesante para aquellas empresas que empiezan a exportar pequeñas cantidades a América o Asia.

La importación y exportación de bienes dentro del continente se realiza por vía terrestre, siendo la más usual la carretera, aunque el ferrocarril también mantiene una cuota de mercado interesante. Contar con una empresa que asuma la distribución de mercancías al resto de Europa supone un ahorro a medio plazo.

Por otra parte, una forma efectiva de ahorrar en la logística y distribución es gestionar correctamente el stock disponible, evitando roturas, pero también almacenamiento de mercancías que no se vayan a vender, puesto que se está gestionando de forma incorrecta el espacio. También es importante contar con una correcta gestión de mercancía en lo referente a su conservación y paletización, así como a la refrigeración, en caso de ser necesaria.

Finalmente, a la hora de realizar el envío, sobre todo cuando se trata de exportaciones a países no pertenecientes a la Unión Europea, es fundamental contar con un agente de aduanas que realice todo el papeleo necesario para evitar que la mercancía se quede en puerto o sea rechazada al llegar al destino por trámites burocráticos.

Conclusión

Lo ideal, por lo tanto, es encontrar un operador que ofrezca soluciones integrales en el campo de la logística y distribución para el comercio. Ertransit ofrece servicios de transporte por mar, tierra y aire con una flexibilidad importante en lo referente a las cantidades. Además, cumple con las funciones de agente aduanero, puesto que es Operador Económico Autorizado (OEA) y tramita licencias de importación y exportación.

Ertransit también dispone de almacenes repartidos por toda España para guardar y preparar la mercancía, así como una base de operaciones en Shanghái, China, que atiende el mercado asiático, estando especializados en tráfico de contenedores.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
  • Pinterest
Share
Tagged in